Neutrófilos segmentados

Análisis de Sangre

Información sobre resultados de análisis de sangre

Los neutrófilos son células fagocíticas que proporcionan la primera línea de defensa contra los organismos y agentes patógenos externos y desempeñan un papel importante en la activación del sistema inmune contra los agentes patógenos. Los neutrófilos el recuento más alto entre las células blancas de la sangre, y se dividen en dos tipos, neutrófilos segmentados (segs o polígonos) y neutrófilos bandas (bandas). Los neutrófilos segmentados circulan en una forma madura y poseen un núcleo dividido o segmentado, mientras que los neutrófilos bandas son inmaduros, y tienen un núcleo con forma de banda.

Imágen de Neutrófilos segmentados

Los neutrófilos se producen en la médula ósea y se liberan en la sangre después de completar su maduración. Los neutrófilos circulan en la sangre menos de un día (entre 10 y 15 horas) y después migran fuera de los vasos sanguíneos a los tejidos, los alvéolos y el lumen intestinal. Mientras circulan por la sangre, los neutrófilos se distribuyen entre los grandes vasos (aquí se forman los neutrófilos circulantes o CNP, que son los neutrófilos que se estudian en una análisis de sangre habitual) y los vasos pequeños (aquí se forman los neutrófilos marginados o NMP). El número total corporal de neutrófilos o TNP comprende el CNP, el NMP y los neutrófilos que se encuentran después de la mitosis de la médula.

Los factores humorales producidos en zonas inflamadas estimulan el aumento de la producción de neutrófilos en la médula ósea y el aumento en la liberación de neutrófilos desde la misma médula. Los factores quimiotácticos producidos en las zonas inflamadas migran directamente a los vasos sanguíneos de los tejidos de esas zonas.

Normalmente, los neutrófilos que son liberados de la médula dependen en gran medida de su edad, es decir, las células más maduras se liberan antes que las células menos maduras. Los corticosteroides tienden a causar el movimiento de los neutrófilos desde el NMP al CNP y la liberación de algunas células de la agrupación de la médula ósea, aumentando así el recuento de neutrófilos en una muestra de sangre. La endotoxina tiende a causar la retención de neutrófilos en el bazo, el hígado y los pulmones, lo que reduce el recuento de neutrófilos en una muestra de sangre; la endotoxina también estimula la liberación de neutrófilos desde médula ósea y aumenta la granulocitopoyesis, lo que resulta en un aumento de rebote en el recuento de neutrófilos con la presencia de neutrófilos inmaduros (neutrófilos en banda y metamielocitos).

Más información relacionada con Neutrófilos segmentados