Análisis de sangre para el diagnóstico del Cáncer

Análisis de Sangre

Información sobre resultados de análisis de sangre

Los análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio, pueden ayudar a los médicos a diagnosticar el cáncer. El conocer cómo se utilizan los análisis de sangre para detectar el cáncer puede ayudarte a reducir la ansiedad si crees que puedes padecer algún tipo de cáncer.

Si sospechas que tienes cáncer, tu médico puede pedir que te hagas análisis de sangre u otras pruebas para detectar la existencia de células cancerosas tales como los análisis de orina o una biopsia de la zona sospechosa. Estas pruebas pueden ayudar en el diagnóstico.

Imágen de Análisis de sangre para diagnóstico del Cáncer

A excepción de los tipos de cáncer relacionados con la sangre, los análisis de sangre generalmente no pueden asegurar si tienes o no cáncer pero, por lo general, pueden dar pistas a tu médico sobre qué está pasando en el interior de tu cuerpo.

El que tu médico haya pedido pruebas para detectar células cancerosas en tu sangre para buscar así signos de cáncer, no significa que ya haya diagnosticado que tienes cáncer. A continuación hablaremos de lo que tu médico está buscando cuando hace un análisis de sangre buscando posibles células cancerígenas.

Las muestras de sangre recogidas para un análisis de sangre realizado para buscar células cancerosas, se examinan en un laboratorio para buscar signos de cáncer. Estas muestras pueden mostrar células cancerosas, proteínas u otras sustancias producidas por un cáncer. Los análisis de sangre también pueden dar al médico una idea de lo bien que están funcionando tus órganos y si se han podido ver afectados por un cáncer.

Algunos elementos que se tienen en cuenta a la hora de hacer un análisis de sangre para detectar cáncer son:

Conteo sanguíneo completo

Este análisis común mide la cantidad de varios tipos de células sanguíneas en una muestra de tu sangre. Los distintos tipos de cánceres que afectan a la sangre pueden detectarse usando este análisis si se encuentra una cantidad demasiado grande o demasiado pequeña de un tipo concreto de células. Una biopsia de médula ósea puede ayudar a confirmar el diagnóstico de un cáncer de la sangre.

Análisis de proteínas en la sangre

Una prueba para examinar varios tipos de proteínas en la sangre, llamada electroforesis, puede detectar ciertas proteínas anormales del sistema inmune, llamadas inmunoglobulinas, que se elevan habitualmente en gente que padece mieloma múltiple. Para confirmar las sospechas de otros diagnósticos, se usan otras pruebas como una biopsia de médula.

Análisis de marcadores tumorales

Los marcadores tumorales son elementos químicos producidos por las células de un tumor que pueden detectarse en la sangre. Sin embargo, los marcadores tumorales también son producidos por algunas células normales en tu cuerpo y se pueden dar niveles significativamente elevados en condiciones no cancerosas. Esto limita la efectividad de los análisis de marcadores tumorales para ayudar a diagnosticar el cáncer.

La mejor forma de usar los marcadores tumorales para diagnosticar el cáncer todavía no se ha determinado y el uso de algunos de ellos es controvertido.

Algunos ejemplos de marcadores tumorales son el antígeno prostático específico (PSA) para el cáncer de próstata, el antígeno de cáncer 125 para el cáncer de ovario, la calcitonina para el cáncer medular de tiroides, la alfa-fetoproteína (AFP) para el cáncer de hígado y la gonadotropina coriónica humana (HCG) para Los tumores de células germinales tales como el cáncer testicular y el cáncer de ovario.

Pruebas de células tumorales circulantes

Se han desarrollado análisis de sangre experimentales para encontrar células que se han desprendido del lugar donde se encuentra el cáncer y flotan en el torrente sanguíneo. Son necesarias más investigaciones para poder entender como estas pruebas pueden ayudar a los médicos a diagnosticar ciertos tipos de cáncer avanzados.

Interpretación de los resultados de los análisis

Los resultados de los análisis deben interpretarse con cuidado ya que existen varios factores que pueden influir en los valores, como variaciones en tu cuerpo o simplemente por algo que has comido. Además, debes tener en cuenta que hay condiciones que no tienen que ver con el cáncer que pueden producir resultados anormales en las pruebas. En otros casos el cáncer puede estar presente cuando los resultados de los análisis son normales.

Tu médico debe analizar los resultados de tus pruebas para determinar si tus niveles están dentro de un rango normal. Tu médico también puede comparar tus resultados más recientes con resultados de análisis anteriores.

Qué es lo siguiente

Aunque los análisis de sangre y de orina pueden ayudar a tu doctor y proporcionarle pistas, normalmente hace falta hacer otras pruebas para poder hacer un diagnóstico. Para la mayoría de tipos de cáncer, una biopsia, un procedimiento para obtener una muestra de células sospechosas y así poder analizarlas, es necesario para hacer un diagnóstico definitivo.

En algunos caos, los niveles de marcadores tumorales son revisados a lo largo del tiempo. Tu médico puede programar pruebas posteriores para los siguientes meses. Los marcadores tumorales son útiles principalmente después de diagnosticar el cáncer. Tu médico puede usar estos análisis para determinar si el cáncer está respondiendo al tratamiento o si por el contrario, se sigue desarrollando.

Comenta los resultados de los análisis con tu médico y pregúntale lo que tus análisis dicen sobre tu salud y cuáles son los siguientes pasos.