Análisis de alcohol en sangre

Análisis de Sangre

Información sobre resultados de análisis de sangre

Un análisis de alcohol en sangre, mide la cantidad de alcohol etílico o etanol en tu cuerpo. El alcohol se absorbe rápidamente, pasando al torrente sanguíneo y puede medirse pocos minutos después del consumo de una bebida alcohólica.

La cantidad de alcohol en la sangre alcanza su nivel máximo aproximadamente una hora después de consumir la bebida alcohólica. Sin embargo, la cantidad de comida en el estómago puede incrementar la cantidad de tiempo que le lleva al alcohol llegar a su nivel máximo en sangre. Alrededor del 90% de alcohol se procesa en el hígado. El resto se desecha del cuerpo a través de la orina y se exhala a través del aliento.

Imágen de Análisis de alcohol en sangre

El alcohol tiene un efecto apreciable en el organismo, incluso cuando se consume en pequeñas cantidades. En grandes cantidades, el alcohol actúa como un sedante y depresor del sistema nervioso central.

Es habitual usar un análisis de sangre para determinar si una persona está legalmente borracha o intoxicada. Si este análisis se hace por razones legales, puede ser necesario solicitar un consentimiento pero rehusar a dar el consentimiento puede tener consecuencias legales.

Por qué se hace un análisis de alcohol en sangre

Algunos motivos por los que se hace un análisis de sangre para determinar el nivel de alcohol en el organismo, son:

  • Comprobar la cantidad de alcohol en sangre cuando se sospecha que una persona está legalmente borracha. Los síntomas de la intoxicación por alcohol son: Confusión, pérdida de coordinación, dificultad para mantenerse en pie que hace difícil andar e inseguro conducir.
  • Encontrar las causas de estados mentales alterados, como dificultad para pensar, confusión o coma.
  • Comprobar si el alcohol está presente en la sangre cuando su consumo está permitido, es decir, en menores que pueden haber bebido alcohol o en personas que están bajo tratamiento contra el alcoholismo.

Cómo prepararse

Se se necesita una preparación especial antes de someterse a un análisis de alcohol en sangre.

Hay muchos medicamentos que pueden cambiar los resultados de este test. Por lo tanto, asegúrate de advertir a tu médico si estás tomando algún tipo de medicamento.

Cómo se hace

Los pasos que sigue un profesional de la salud para realizar un análisis de alcohol en sangre son los siguientes:

  • Coloca una cinta elástica alrededor de la parte superior de tu brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas bajo la cinta se agranden y de esta forma, es más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpia el lugar donde se va a clavar la aguja con una solución no basada en alcohol como la polividona yodada o jabón antiséptico.
  • Introduce la aguja en la vena. Puede ser necesario más de un pinchazo.
  • Conecta un tubo a la aguja para llenarlo con sangre.
  • Cuando ya se ha extraído suficiente sangre, quita la cinta del brazo.
  • Pone un apósito o un algodón sobre la aguja para a continuación extraerla.
  • Presiona el sitio mientras pone una venda o una tirita.

Mientras te extraen sangre puede no sentir nada o sentir simplemente un ligero pinchazo.

Riesgos de un análisis de alcohol en sangre

Hay muy pocas posibilidades de sufrir algún problema durante la extracción de sangre para un análisis de alcoholemia.

Puedes sufrir una pequeña contusión en el lugar donde se ha clavado la aguja. Para reducir la probabilidad de que esto suceda, es conveniente mantener la presión en la zona durante unos minutos.

En raras ocasiones, la vena puede hincharse después de haberse tomado la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Una compresa caliente puede usarse varias veces al día para tratar este problema. El sangrado puede ser un problema para las personas que padecen algún problema relacionado con la coagulación. Si tienes algún problema relacionado con el sangrado o la coagulación, avisa a tu médico antes de someterte al análisis de sangre.

Resultados

Un análisis de alcohol en sangre mide la cantidad de alcohol (etanol) en tu cuerpo. Por lo tanto, el resultado del análisis mostrará que o bien una persona no tiene alcohol en su organismo o en caso contrario, el análisis mostrará la cantidad de alcohol que hay en su sangre.

Qué puede afectar al análisis

Algunos motivos que pueden alterar los resultados del análisis son:

  • Usar alcohol para limpiar la piel antes de insertar la aguja.
  • Si tienes cetonas en sangre elevados, como en la cetoacidosis diabética.
  • El tomar medicinas para la tos que contengan alcohol, o suplementos a base de hierbas, como kava o ginseng.
  • Beber otros tipos de alcohol como alcohol isopropílico o metanos.
  • Muchos medicamentos pueden cambiar los resultados de estos análisis. Asegúrate de avisar a tu médico de los medicamentos que estés tomando antes de someterte a un análisis de alcohol en sangre.

Algunas cosas que afectan a la velocidad con la que se incrementa el nivel de alcohol en sangre son:

  • El número de bebidas alcohólicas consumidas por hora. A medida que incrementas el número de bebidas alcohólicas consumidas por hora, el nivel de alcohol en tu sangre se incrementa más rápidamente.
  • La cantidad de alcohol en porcentaje que contenga la bebida.
  • Tu peso. Cuanto mayor sea tu peso, más agua está presente en tu cuerpo, lo que diluye el alcohol y reduce el nivel de alcohol en sangre.
  • Tu sexo. El cuerpo femenino normalmente tiene menos agua y más grasa que el cuerpo masculino. El alcohol no se mezcla con las células adiposas tan bien como con otras células, por lo tanto, las mujeres tienden a tener más alcohol en la sangre que los hombres.
  • Tu edad. Una bebida alcohólica también eleva el nivel de alcohol en sangre más lentamente en un adulto joven que en un adulto de mayor edad.
  • La comida. La comida en el estómago absorbe parte del alcohol. El nivel de alcohol en sangre será mayor si no comes antes o mientras bebes.

Otras consideraciones

El análisis de alcohol en sangre solamente muestra la cantidad de alcohol en el momento en el que se toma la muestra. No muestra por cuanto tiempo has estado bebiendo o si tienes un problema de alcoholismo.

La policía de tráfico tiene dispositivos alcoholímetros que miden los niveles de alcohol en el aliento de los conductores para comprobar si están borrachos. Una persona a la que la policía somete a un control de alcoholemia mediante un alcoholímetro puede solicitar un análisis de sangre para confirmar la prueba si no está conforme con los resultados.

El tiempo que pasa entre haber bebido alcohol y el análisis de sangre o el uso del alcoholímetro, afecta a los resultados. El cuerpo continúa procesando el alcohol que has bebido durante algún tiempo después de haber bebido. Por lo tanto, la cantidad de alcohol que has bebido se puede estimar en base a la cantidad de alcohol presente en tu sangre o aliento y el tiempo que hace desde el momento en que has bebido.