Plaquetas bajas

Análisis de Sangre

Información sobre resultados de análisis de sangre

Si por alguna razón tu recuento de plaquetas cae por debajo de lo normal, la afección se denomina trombocitopenia. Normalmente, debes tener un recuento de plaquetas entre 150.000 y 450.000 plaquetas por microlitro de sangre circulante.

Debido a que cada plaqueta vive sólo unos 10 días, tu cuerpo renueva continuamente las plaquetas mediante la producción de nuevas plaquetas en la médula ósea. La trombocitopenia tiene muchas posibles causas.

Imágen de Plaquetas bajas

Captura de las plaquetas en el bazo

El bazo es un órgano pequeño del tamaño de un puño que se encuentra situado justo debajo de las costillas en el lado izquierdo del abdomen. Normalmente, el bazo trabaja para combatir las infecciones y el material no deseado debido al filtrado de la sangre. Un bazo agrandado, que puede ser causado por una serie de trastornos, puede albergar demasiadas plaquetas, causando una disminución en el número de plaquetas que hay en circulación.

Reducción de la producción de plaquetas

Las plaquetas se producen en la médula ósea. Una enfermedad o condición que implica a la médula ósea, como la leucemia y algunos tipos de anemia, podrían conducir a una reducción en la producción de nuevas plaquetas. Las infecciones víricas, incluida la infección por VIH, pueden reducir la capacidad de la médula ósea en la producción de plaquetas. Los productos químicos tóxicos, medicamentos de quimioterapia y el consumo excesivo de alcohol también pueden reducir la producción de plaquetas.

Incremento en la descomposición de las plaquetas

Diferentes condiciones pueden causar que tu cuerpo utilice más plaquetas o destruya las plaquetas con mayor rapidez de lo que las puede producir, lo que lleva a una escasez de plaquetas en la sangre. Algunos ejemplos son:

  • Embarazo. El embarazo puede causar una trombocitopenia leve.
  • La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI). En la PTI, el sistema inmunológico del cuerpo identifica erróneamente las plaquetas como una amenaza y forma anticuerpos que las atacan.
  • Las enfermedades autoinmunes. Otras enfermedades en las que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a los tejidos sanos, esto puede causar trombocitopenia. Entre los ejemplos se incluyen el lupus y la artritis reumatoide.
  • Las bacterias en la sangre. Las infecciones bacterianas graves que involucran a la sangre (bacteriemia) pueden llevar a la destrucción de las plaquetas.
  • La púrpura trombocitopénica trombótica (PTT). La PTT es una enfermedad poco frecuente que se produce cuando se forman pequeños coágulos de sangre de repente en todo tu cuerpo, utilizando por lo tanto, un gran número de plaquetas.
  • El síndrome urémico hemolítico. Esta rara enfermedad provoca una fuerte caída de las plaquetas, la destrucción de los glóbulos rojos y el deterioro de la función renal. A veces puede ocurrir debido a la asociación con las bacterias Escherichia coli (E. coli), una infección que puede ser adquirida por comer carne cruda o poco cocida.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden reducir el número de plaquetas en la sangre al confundir el sistema inmunológico y provocar que se destruyan las plaquetas. Los ejemplos incluyen la heparina, la quinidina, la quinina, los antibióticos que contienen sulfa, el interferón, los anticonvulsivos y las sales de oro.

Más información relacionada con Plaquetas bajas